El mejor lienzo, el trazo más preciso del pincel, se obtienen con la verdadera paleta de colores.